No hundas


No hundas tu cabeza en la bruma; 
te veo.
No intentes cubrirte de hielo;
te siento.
No disfraces de humo tu piel;
te huelo.


(Foto: quema de restos de poda en Mayrena)

Comentarios

Framboise ha dicho que…
Unas letras donde se intuye a quien conoce bien y sabe cuidar de la tierra.
Y una foto preciosa.
Besicos, poeta. :)
PEDRICE ha dicho que…
Le dijo el Duque de Bedford a la Doncella de Orleans, en Ruan allá por año 1431
diego ha dicho que…
La tierra es la piel de la Tierra, Fram.
¿Cuálo, cuálo, Pedrice? :)
Maripaz ha dicho que…
Aquí vengo yo a estrenar tu nuevo blog, Diego y a ponerme al día.
Me gusta mucho como lo has montado, tiene luz propia.
Ese amor por la tierra me cautiva.
Abrazos.
Tesa Medina ha dicho que…
Qué bonito, Diego, que poético lo de la bruma...

Los que vivimos rodeados de asfalto sólo olemos la tierra de las macetas. Por eso cuando tengo tiempo y las piernas me dan de sí, vagabundeo por los caminos más solitarios del Retiro, hablo con los gatos y las urracas, olfateo las plantas y los árboles e imagino que es mi Paraíso particular.

Me gusta mucho el olor de la tierra cuando empieza a llover.

Un beso,
diego ha dicho que…
El olor de las macetas también tiene su aquel, Tesa. Y El Retiro, claro, al que también acudo a pasear :) Yo soy un monte-adicto, a menudo me escapo a recorrerlo, en Madrid y Caravaca tenemos montañas muy sugerentes. Y también busco los caminos menos transitados. Preciosa la minitormenta de esta noche en Madrid, ahora huele a ozono, al menos en mi barrio (Chamartín). No abandones tu paraíso particular, ni dejes de hablar con urracas y gatos ni de oler tomillos y bojs. Un besico.